Acceder al contenido
Esto es Google
Google Ads

Nuestro trabajo para proteger a los usuarios de los anuncios de mala calidad



Las personas confían en Google cuando buscan información y estamos comprometidos con garantizar que también puedan confiar en los anuncios que ven en nuestras plataformas. Este compromiso es especialmente importante en tiempos de incertidumbre, como en los últimos meses mientras el mundo se enfrenta a COVID-19.

Nuestra respuesta a COVID-19
Desde el comienzo del brote de COVID-19, hemos acompañado de cerca el comportamiento de los anunciantes para proteger a los usuarios de los anuncios que buscan aprovecharse de la crisis. Estos a menudo provienen de actores sofisticados que intentan evadir nuestros sistemas de monitoreo de políticas con tácticas avanzadas. Por ejemplo, conforme la situación evolucionó, vimos un fuerte aumento en los anuncios engañosos de productos de alta demanda, como las máscaras faciales. Estos anuncios promovían productos listados a valores muy por encima del precio de mercado, tergiversaban la calidad del producto para engañar a las personas o eran publicados por vendedores que nunca completaron los pedidos.

Tenemos un grupo de trabajo especial dedicado para COVID-19 dedicado las 24 horas del día desarrollando nueva tecnología de detección y mejorando nuestros sistemas de cumplimiento de políticas existentes para detener a las personas malintencionadas. Estos esfuerzos coordinados están funcionando. Hemos bloqueado y eliminado decenas de millones de anuncios relacionados con el coronavirus en los últimos meses, por infringir políticas que incluyen aumentar los precios, capitalizar la escasez mundial de suministros médicos, hacer afirmaciones engañosas sobre curas y promocionar subsidios para el desempleo ilegítimos.

De manera simultánea, el coronavirus se ha convertido en un tema importante y constante en las conversaciones cotidianas y estamos trabajando en formas de permitir que los anunciantes de todas las industrias compartan informaciones relevantes con sus audiencias. En las últimas semanas, por ejemplo, hemos ayudado a ONGs, gobiernos, hospitales y proveedores de servicios de salud a realizar anuncios con información de utilidad pública. Seguimos adoptando un enfoque que considera diferentes necesidades para ajustar nuestras políticas así como su aplicación para garantizar que estamos protegiendo a los usuarios y, al mismo tiempo, habilitando la posibilidad de que información crítica llegue a los usuarios.

Imagen

Preservando la integridad del ecosistema
Conservar la integridad de los anuncios en nuestras plataformas, como lo estamos haciendo durante el brote de COVID-19, es una continuación del trabajo que hacemos todos los días para bloquear el contenido que infringe nuestras políticas y detener a los actores malintencionados. Tenemos miles de personas trabajando en nuestros equipos para asegurarnos de que estamos protegiendo a nuestros usuarios y potenciando un ecosistema seguro para anunciantes y editores, y cada año compartimos un resumen del trabajo que realizamos.

En 2019, bloqueamos y eliminamos 2.700 millones de anuncios de mala calidad, es decir, más de 5.000 anuncios por minuto. También suspendimos cerca de 1 millón de cuentas de anunciantes por infringir nuestras políticas. Del lado de los editores, aquellos que usan nuestra plataforma para monetizar su contenido, suspendimos más de 1,2 millones de cuentas y eliminamos anuncios de más de 21 millones de páginas web que forman parte de nuestra red de editores de contenido por infringir nuestras políticas. La suspensión de cuentas, y no sólo la eliminación de un anuncio o página individual, es una herramienta para reforzar el cumplimiento de nuestras políticas que resulta especialmente efectiva; la utilizamos si los anunciantes o editores de contenido se ven involucrados en infracciones graves o tienen un historial de repetidas infracciones.

Mejoramos el cumplimiento de políticas en contra de la suplantación de identidad (phishing) y los anuncios de "engaño para que hagas clic" 
Si encontramos categorías específicas de anuncios más propensas al abuso, priorizamos nuestros recursos para evitar que los actores malintencionados se aprovechen de los usuarios. Una de las áreas con las que nos hemos enfocado es la suplantación de identidad (phishing), una práctica común utilizada por personajes engañosos para recopilar información personal de los usuarios bajo falsas pretensiones. Por ejemplo, en 2019 vimos un aumento en los actores malintencionados que buscaban engañar a personas que estaban haciendo búsquedas sobre renovación de pasaportes. Estos anuncios imitaban anuncios reales de sitios de renovación de pasaporte, pero su intención real era lograr que los usuarios proporcionaran información confidencial, como su número de tarjeta de crédito. Otra área común de abuso son los anuncios de "engaño para que hagas clic", que están diseñados para engañar a las personas para que interactúen con ellos mediante el uso de enlaces destacados (por ejemplo, "haga clic aquí") a menudo diseñados para parecerse a las advertencias del sistema operativo de la computadora o del los celulares.

Por nuestro conocimiento de este tipo de violaciones recurrentes, como el phishing y de "engaño para que hagas clic", nos permite combatirlas de manera más efectiva. En 2019, creamos un equipo para identificar los comportamientos de este tipo de anunciantes malintencionados para poder facilitar la detección y así y eliminar sus anuncios más rápidamente. Como resultado, observamos una disminución de casi el 50 por ciento de los anuncios de mala calidad publicados en ambas categorías en comparación con el año anterior. En total, bloqueamos más de 35 millones de anuncios de phishing y 19 millones de anuncios de "engaño para que hagas clic" en 2019.


Adaptamos nuestras políticas y tecnología en tiempo real
Ciertas industrias son particularmente susceptibles a comportamientos maliciosos. Por ejemplo, a medida que mas consumidores prefieren los servicios financieros online, identificamos un aumento en los anuncios de préstamos personales con información engañosa. Para combatir esto, ampliamos nuestra política para permitir que sólo se publiquen anuncios relacionados con préstamos si el anunciante establece claramente todas las tarifas, riesgos y beneficios en su sitio web o aplicación para que los usuarios puedan tomar decisiones informadas. Esta política actualizada nos permitió eliminar 9,6 millones de este tipo de anuncios malintencionados en 2019, el doble que en 2018.

A fines del año pasado, también presentamos un programa de certificación para anunciantes que proveen servicios de gestión de deuda que ser ofrecen para negociar con los acreedores para remediar problemas de deuda o crédito. Sabemos que los usuarios que buscan ayuda con esto a menudo son los más vulnerables y queremos crear una experiencia segura para ellos. Este nuevo programa garantiza que sólo permitamos que los anunciantes registrados por las agencias reguladoras locales publiquen anuncios para este tipo de servicio. Seguimos explorando formas de ampliar este programa a más países para cumplir con las regulaciones financieras locales.

Mirando hacia el futuro

Mantener la confianza en el ecosistema de publicidad digital es una prioridad para Google. Y con las preocupaciones mundiales de salud ahora en mente de todos, prepararse para y responder a los intentos de aprovecharse de nuestros usuarios es tan importante como siempre lo ha sido. Sabemos que las tácticas de abuso continuarán evolucionando y surgirán nuevas problemáticas sociales. Continuaremos asegurándonos de proteger a nuestros usuarios, anunciantes y editores de las personas malintencionadas en nuestras plataformas de publicidad.

Scott Spencer, Vicepresidente de privacidad y seguridad de anuncios