Acceder al contenido
Esto es Google
Diversidad e Inclusión

Grupos de afinidad: una vía para detonar la Diversidad, Equidad e Inclusión en los lugares de trabajo

Ilustración de grupos de DEI

Este trabajo es la recopilación de experiencias entre varias empresas, información y estudios recolectados a través de un esfuerzo en conjunto con el objetivo de generar ambientes más inclusivos, respetuosos e igualitarios para todos.

En años recientes hemos escuchado tantas veces las palabras Diversidad, Equidad e Inclusión que hoy se pueden llegar a sentir repetitivas y desgastadas. No obstante, en el terreno de la práctica aún estamos muy lejos de alcanzar los objetivos detrás de estas palabras. Es decir, hacer que todas las personas se sientan seguras, escuchadas y valoradas sin importar su orientación sexual, etnia, género y condiciones de discapacidad, entre otras características.

De acuerdo a nuestra experiencia, consideramos esencial fomentar cambios en la cultura de los lugares de trabajo, en donde hacen falta políticas sólidas que garanticen la Diversidad, Equidad e Inclusión (DEI). En México el 28.1% de la población LGBTI+ ha recibido un trato desigual en el trabajo, de acuerdo con el INEGI. Por otra parte, las mujeres siguen reportando menores ingresos en comparación con sus colegas hombres: hasta 17% menos en cargos ejecutivos, según un reporte de McKinsey.

Por ello, en Women at Google México nos interesaba activar estrategias de DEI en espacios donde las comunidades subrepresentadas dentro de nuestra organización se unieran para compartir su experiencia y pusieran bajo el reflector lo que debe cambiar para crear mejores entornos laborales para todas las personas. Luego de esto, y habiendo entendido que el sentido de pertenencia es un incentivo poderoso en los lugares de trabajo, compartimos una suma de esfuerzos, experiencias e información recopilados en el documento Grupos de Diversidad, Equidad e Inclusión (DEI): la experiencia de crearlos desde cero.

En este compendio exploramos la necesidad de contar con una estrategia DEI y detallamos prácticas que, con base en nuestra experiencia y en distintos estudios consultados, creemos que pueden funcionar para hacer una planeación enfocada a la acción, desarrollar una estrategia DEI alineada a los objetivos de la organización y dar seguimiento a las iniciativas e impacto de estos grupos. Esto debido a que consideramos que los grupos de afinidad son una poderosa herramienta para transformar a las empresas e impulsar políticas que brinden las mismas oportunidades para toda la fuerza laboral.

Asimismo, ahondamos en los datos que demuestran cómo las empresas con las mejores prácticas DEI son más aptas para retener al talento, mejorar la productividad, detonar la innovación e incrementar sus ingresos.

Lo anterior refuerza algo que deseamos resaltar: la necesidad de políticas DEI en las organizaciones y el papel esencial de quienes lideran las empresas para detonar acciones de gran alcance dentro y fuera de las compañías.

Para aportar a esta transformación, recopilamos algunas prácticas y aprendizajes que nos han ayudado en Women at Google México, así como la experiencia de Mujeres en Tech, lo que nos dijeron algunas empresas encuestadas y lo que vimos al apoyar a Mars México en la creación de sus primeros grupos de afinidad.

Primeros pasos

De manera general, hacer una evaluación de la organización en temas DEI puede ser un punto de partida pertinente que hace visibles sus fortalezas y debilidades. Enseguida, definir una misión y objetivos de la estrategia a ejecutar mediante el uso de datos y métricas ayuda a contar con una justificación clara y sustentada. De igual forma, es recomendable definir las variantes en las que una empresa tiene más oportunidades de mejora, desde el momento de la contratación hasta la conformación de equipos y la realización de tareas diarias.

Finalmente, hemos observado en conjunto con otras empresas y casos de éxito públicos que evaluar los procesos internos —como inducciones, capacitaciones y políticas de crecimiento profesional— y realizar ajustes ayuda a dar firmeza a los primeros pasos para fortalecer o implementar una estrategia DEI. Una vez realizado el análisis profundo de la organización es momento de comenzar a crear grupos de afinidad.

Grupos DEI, motor de cambio

Estos grupos son constituidos por empleados vinculados entre sí por características como el origen étnico, género, condiciones de discapacidad u orientación sexual, entre otras, y se unen por un interés u objetivo compartido dentro de una organización.

En la encuesta que llevamos a cabo con empresas en Latinoamérica, dos terceras partes de las organizaciones aseguraron que cuentan con un grupo de diversidad o están en el proceso de crearlo. Algunos de los más frecuentes son los relacionados con mujeres y la comunidad LGBTQ+, pero también existen los que se enfocan en personas con discapacidad o temas de sustentabilidad, entre otros.

Con esta recopilación buscamos abonar a una conversación que cada vez cobra más fuerza, pero sobre todo deseamos que sirva de inspiración para que organizaciones y empresas puedan dar los primeros pasos de su transformación mediante la creación de estos grupos.

Creemos que el objetivo principal debe estar enfocado en mejorar los lugares de trabajo para que todas las personas se sientan valoradas y con las mismas oportunidades. El impacto de esto es invaluable y, aunque sabemos que las transformaciones toman tiempo, trabajar para hacer empresas más diversas, equitativas e inclusivas es una vía que se debe transitar si deseamos hacer del mundo un mejor lugar.

¿En tu lugar de trabajo cuentan con algún grupo de afinidad? ¿Consideras que la creación de uno podría ayudar a mejorar el entorno laboral? Entonces descarga AQUÍ el material completo y mira el siguiente video para conocer más al respecto.